Reflexión: Oferta para María Langarita

Estándar

               Entonces  decidió abrirse a mí, me confesó lo evidente. Ella es una mujer que le gusta disfrutar de su tiempo libre pero lamentablemente  cada vez es menor. Su 2013 fue uno de sus años más activos como arquitecta y pese a que está acostumbrada a semejante ritmo, empezaba a sentir las consecuencias de tanto trabajo.

                Aun así, mantiene una personalidad impulsiva, le gusta formar parte de las tendencias y experimentarlas desde su perspectiva.

                Su trabajo es cada vez mayor  y su tiempo  libre cada vez menor, haciendo que surja un dilema en ella: “Quiero compaginar ambas cosas y quiero que me ayudes”. Con esas palabras María se dirigió a mi persona, aludió a las correcciones que me había realizado en el concurso del museo de astronomía internacional (IMOA) refiriéndose al concepto de observatorio como punto de partida.

                Ella quería un observatorio, y confiaba en mí porque sabía de lo que era capaz, yo conocía las cualidades que tiene que tener un museo para que a través de un observatorio desvele al mundo las genialidades del universo.

                Es por esto que en primera instancia y de una manera muy precipitada le oferté un observatorio estelar personal, sin entender lo que realmente quería. Ella como arquitecta, es una gran observadora, pero su observación no va más allá de nuestro mundo, sino precisamente sobre este,  ya que es a quien ofrece sus conocimientos plasmados en su arquitectura.

                Era el momento de hacer un replanteo en el proyecto, no un observatorio particular en el que se desvelen las curiosidades del universo, sino un observatorio a nivel local, un observatorio del mundo: de las personas, de la ciudad en sí, ya que es el tipo de observatorio que le sirve a mi cliente para profundizar en sus conocimientos sobre estos aspectos.

                Con este proyecto entre manos me vi en la necesidad de seguir aprendiendo sobre este tema. Me llamó mucho la atención un proyecto realizado por el estudio de arquitectura OMA. Es un proyecto realizado en Oporto, Portugal, en el que se llevó a cabo una sala de conciertos para la ciudad.

               Se destacan dos aspectos de este edificio, el primero es la escala. Este proyecto fue reutilizado por Rem Koolhaas de un proyecto de vivienda que su cliente rechazó, al aplicarlo sobre un edificio público le cambió la escala, adaptándolo a la escala de una ciudad.

                El segundo aspecto que interesa es la relación que potencia el arquitecto entre el edificio y  la urbe, rematándolo con un balcón generado por un corte en el volumen del prisma.

Imagen

 

Imagen

                El primer aspecto constituye el sentido inverso que se quiere realizar en este proyecto, de lo privado (vivienda unifamiliar) a lo público (Casa de la Música), pero en este caso se pasa de una escala pública a una privada (casa para María Langarita). Del segundo aspecto se extrae el balcón como referencia de un lugar de observación, desde él se desvelan las variaciones de tráfico, la rutina de la ciudad o por lo contrario, situaciones improvistas… Se trata de una búsqueda en la visión panorámica del entorno como también sucede en el balcón de vidrio instalado en la “Sears Tower” en la ciudad de Chicago.

Imagen

               Otro aspecto sumado a lo dicho anteriormente que interesa alcanzar es que la casa para María Langarita sea un observatorio en su totalidad, un ejemplo muy claro, llevado a su máximo exponente es el de la novela L’Ecume des jours (la espuma de los días) escrita por Boris Vian.

               En un momento de dicha obra se explica cómo la casa del protagonista (Colin) está adaptada a múltiples usos, entre ellos es un observatorio, y a través de él observa los habitantes de la ciudad en el entorno público.

En esta historia Colin equivaldría a María como sujeto observador y de esta manera se estaría desarrollando un lugar en el que nadie sabe de uno, pero se es parte de todos.

Imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s